El Lenguaje del Mus


El mus es un juego de cartas en el que se utiliza una jerga muy particular, tiene un lenguaje propio. Hay muchas palabras que solamente oirás en una partida de mus. Si un extranjero que hable español perfectamente se pusiese a observar una partida típica de mus quedaría asombrado de lo poco que entiende.

Algo similar le pasaría a cualquier español que no sepa jugar al mus. Y no entenderá nada no solamente por el lenguaje utilizado sino por la rapidez de los acontecimientos. Una mano de mus entre personas expertas puede durar escasos minutos, incluso segundos. Entre personas expertas, raramente se dan mus o conceden descartes, y abordan las diferentes rondas sin concesiones y sin avisar de en que ronda están apostando.

Para ayudarte a entender cómo se desarrolla una partida entre expertos, aprenderemos aquí unas cuantas palabras, conceptos y situaciones:

  • Mus corrido y sin señas” es la forma de afrontar la primera mano de toda la partida. En esta primera mano se avisara que es mus corrido y sin señas, y significara que no se pueden pasar señas ni comunicar entre compañeros. En vez de decir “mus” o “no hay mus” se pasará el mazo de cartas al siguiente jugador si deseas descarte y te lo quedarás a tu izquierda si deseas cortar mus. El jugador que corte el mus en esta primera mano tendrá la posición de mano en esta primera mano de inicio.

  • Mus visto” es un concepto que obligara a los jugadores a darse mus. Normalmente es “mus visto si la mano quiere” que significa que habrá mus obligatoriamente a menos que el jugador en posición de mano, a la derecha del repartidor, diga lo contrario y corte el mus.La mano no podrá consultar con su compañero al tomar la decisión, deberá tomar la decisión individualmente. En todo caso, el resto de jugadores tendrá la opción de “quedarse servido” guardando sus 4 cartas y pudiendo cortar el mus en la siguiente ronda.

    Esta situación de mus visto se dará en el caso de que el repartidor haga algún fallo leve al repartir como enseñar una carta o no dar a cortar al jugador de su izquierda.

  • Mus revuelto” se producirá cuando al repartir se produzca un error grave que altere el orden de las cartas que normalmente se hubiesen repartido. En este caso se recogerán las cartas y se repartirán de nuevo. Será opcional que para la siguiente ronda haya “mus visto si la mano quiere” a modo de castigo al repartidor.

  • Mus negro” es cuando un jugador se da mus teniendo una gran mano. Normalmente esperando que un jugador rival corte el mus, ya que le podrá sorprender gravemente por el hecho de haber pedido descarte diciendo que su mano no es tan buena. En el caso de tener una jugada como duples o 31, si finalmente la pareja contraria da mus también, tendrá la obligación de tirar al menos una carta de su jugada.

Algunas jugadas también tienen nombre propio en la jerga del mus:

  • Ya vimos cual era la mejor jugada, o al menos la que suele dar más puntos, el solomillo que se compone de 3 cerdos y un pito, dando fuerza a la grande, medias de reyes a los pares y 31 al juego.

  • Otra gran jugada serán los 4 cerdos, también llamada “piara” o “barco” que dará fuerza máxima a la grande y a los pares.

  • Una jugada bonita muy típica son los duples castellanos, están formados por 2 reyes y dos caballos. Dando fuerza a grande y sobre todo a pares solo detrás de los 4 reyes.

  • Los duples gallegos es otra jugada muy típica. Están formados por dos reyes y dos pitos. Te darán fuerza relativa a grande y a chica y mucha fuerza a pares aunque cualquier otros duples de reyes la ganaran. Cuando alguien apuesta a grande, a chica y a pares suele parecer que lleva esta jugada.

  • Escopeta y perro es la jugada compuesta por un Rey y un Caballo. No es una gran jugada, quizás no se puede considerar ni como una jugada hecha, pero es de las jugadas más típicas y con la que más veces tendrás que lidiar. Muchas veces veras un envite a la grande con esta jugada, rara vez lo harás con menos que con rey-caballo. Muchas veces oirás de tu compañero “rey-caballo ve”, (con esto te estará diciendo que lo mínimo para ver un envite es que tengas un rey y un caballo).

Las jugadas que acabamos de citar son algunas de las mejores jugadas y son bastante comunes. Existen también dos jugadas con nombre propio que en algunos casos serán casos particulares. Antes de empezar una partida de mus se decidirá si se va a jugar “con perete y/o con la real”, es decir, si se tendrán en cuenta estas jugadas:

  • El perete es la peor jugada posible. La forman 4, 5, 6 y 7 que rima con las del perete. En algunos casos, si se decide jugar con perete. El jugador que reciba de primeras dadas esta jugada tendrá en todo caso derecho al descarte y se apuntará una piedra de regalo.

  • La real es una jugada que se compone de tres sietes y una figura. Lo que si sumamos otorga un total de 31 a juego. Si hubiésemos decidido jugar con esta especialidad, la real ganará siempre a juego sin tener en cuenta la posición de la mano. Por lo que posiblemente será sinónimo de ganar el juego si el que la posee es “postre” respecto a la mano. Si se decidiese jugar con la real habrá que determinar si la real es válida con cualquier figura, con cualquier sota, o únicamente con la sota de oros y los tres sietes que no sea ninguno el de oros. Esta última es la real más estricta o “la real verdadera”.

Elegir jugar con estas jugadas puede añadirle diversión al juego, pero de forma general no se suele jugar con perete y real. En todo caso, si no se ha convenido al principio que se vaya a jugar con estas opciones, este silencio equivaldrá a que no se juega con “perete y real”.