Historia de las tragaperras


Tenemos que remontarnos a finales del siglo XIX para encontrar la primera máquina tragamonedas de la historia, más conocida coloquialmente como máquina tragaperras. Fue el germano Charles Fey, afincado en San Francisco, el que puso en marcha una de las formas recreativas que más repercusión obtuvo a lo largo del siglo XX, convirtiéndose en uno de los juegos de azar más populares en la cultura occidental. No obstante, algunos mantienen que fueron Sittman y Pitt, procedentes de New York, quienes años antes habían establecido las bases de la máquina tragaperras con una máquina basada en el juego de póker.

Máquina tragaperras Liberty Bell
Máquina tragaperras Liberty Bell de Charles Fey

La máquina de Sittman y Pitt constaba de cinco tambores con 50 cartas en total. Una baraja de póker tiene 52 cartas, pero en esta máquina el 10 de picas y la J de corazones no se incluían en el juego, el fin de quitar estas dos cartas era reducir las posibilidades de ganar. La popularidad de la máquina se extendió a lo largo de toda la ciudad hasta tal punto que casi todos los bares llegaron a tener alguna. El número de combinaciones ganadoras era muy grande no pudiendo disponer de un mecanismo automático para el pago del premio. La comprobación del premio era manual por el propietario del bar y el premio era entregado también por el propietario del bar en forma de cervezas o cigarros.

Fue la máquina tragaperras de Fey, denominada "Liberty Bell" (Campana de la Libertad), la que revolucionó el mercado. La misma constaba de tres rodillos giratorios en los que aparecían diferentes tipos de figuras representadas: corazones, picas, diamantes, herraduras y las campanas que daban nombre a la máquina. Estaba realizada en hierro, teniendo su ranura correspondiente para introducir las monedas necesarias y una palanca lateral a través de la cual se ponía en funcionamiento el juego. Contar solamente con cinco símbolos únicos hacía más sencillo comprobar que la victoria se había producido, lo cual posibilitó que Fey diseñase un mecanismo en la propia máquina a través del cual el pago se hacía de forma automática. El pago máximo lo conseguía el jugador que obtuviera tres campanas.

La popularidad de la máquina tragaperras no hizo más que crecer, llegando a ser copiada por numerosos fabricantes a principios del siglo XX, siendo Herbert Mills, fabricante de Chicago, el que creó una máquina denominada "Operador de la Campana" derivada de la Liberty Bell.

El siguiente paso en lo relativo a máquinas tragaperras llegó con aquellas que tenían en los rodillos figuras de frutas. Eran las máquinas de la compañía “Bell-Fruit Gum Company”, las cuales dieron lugar al símbolo BAR, muy común en las tragaperras en la actualidad. El pago se realizaba de forma habitual en forma de chicles con los sabores de las frutas de la máquina como forma de evitar las leyes norteamericanas que no permitían el pago de premios en dinero.

Ya desde los años 30, estas máquinas fueron evolucionando, introduciéndose elementos electromecánicos a partir de la década de los 60. El desarrollo ha conseguido que en la actualidad parte de las máquinas tragaperras presentes en los distintos casinos y en los bares sean máquinas donde los rodillos se han cambiado por pantallas. Estamos en la era digital y la presencia de Internet en los hogares no ha pasado desapercibida, pudiendo acceder desde cualquier parte del mundo de forma online a un casino.

Publicidad | +18 | Juega con responsabilidad

Casinos recomendados para jugar online

LeoVegas

Gran ruleta en vivo

9.8/10

Muy buena reputación

bet365 Casino

Ruleta, Blackjack y Slots

9.8/10

Muy buena reputación

Paf Casino

Slots, Apuestas y Casino

9.7/10

Muy buena reputación

Más sobre tragaperras

Máquinas tragaperras de un casino

Introducción al juego de las tragaperras

Las máquinas tragaperras tienen historia y, como se puede imaginar, con el paso del tiempo han ido evolucionando. Desde las primeras máquinas activadas por palanca hasta hoy en día.

Botones tragaperras

Máquinas tragaperras

Como en cualquier juego, para jugar a las máquinas tragaperras se deben conocer las reglas, cada uno de los botones, qué son las líneas de pago, cómo interpretar la tabla de premios y si cuenta con juego de bonus y en qué consiste.

Combinaciones de tragaperras con premio

Las tragaperras en España

La popularidad de las máquinas tragaperras a nivel mundial fue a principios del siglo XX, sin embargo, la llegada de las máquinas tragaperras a España no fue hasta el año 1981 debido a la difícil situación que se vivía en España a principios del siglo XX.