Reglas del punto y banca


El juego de punto y banca es un juego de casino de reglas muy sencillas contrario a lo que puede parecer a simple vista. El juego consiste en apostar a qué mano resultará ganadora, si será la mano que representa al jugador, punto (en inglés, player), o a la mano que representa al casino, banca (en inglés, banker). También se podrá apostar por el empate.

El valor de la apuesta, elegir a qué mano se quiere apostar y/o apostar por el empate son las únicas decisiones que toma el jugador. Una vez se cierra la ronda de apuestas, la partida transcurre según las reglas del juego.

En el punto y banca la jugada máxima es sumar 9 con dos cartas, dicha jugada se conoce como “9 natural”. La siguiente mejor jugada es sumar 8, y también se le conoce como “8 natural”. A veces, se usa el término “gran natural” para el 9 ya que nunca puede perder y “pequeño natural” para el 8, ya que solo puede ser batido por el 9.

Valor de las cartas

En cada partida se reparten dos manos, una corresponde al punto y otra a la banca, ganando la mano que sume 9 o tenga el valor más próximo a 9.

El valor de las cartas en el punto y banca es el siguiente:

  • As: vale 1.
  • Del 2 al 9: su valor.
  • 10, jota, dama y rey: valen 0.
Valores de las cartas en el juego punto y banca
Valores de las cartas en el juego punto y banca

Cada mano de punto y banca tendrá mínimo 2 cartas y máximo 3 cartas. La puntuación máxima de cada mano será 9. Cuando al sumar los valores de las 2 o 3 cartas el valor sea mayor de 9, se despreciarán las decenas, contando únicamente el valor de las unidades.

Despreciando las decenas en una mano de punto y banca
El máximo valor de una mano de punto y banca es 9, si la suma es superior, se desprecian las decenas

Reparto de cartas

El reparto de las cartas se hace desde un sabot, también conocido con el nombre de zapato. Al abrir la mesa se introducen normalmente 8 barajas francesas de 52 cartas en las mesas de punto y banca y 6 barajas en las mesas de mini punto-banca. En ambos casos, la mitad de las barajas son de un color y la otra mitad son de otro color.

Número de barajas en el sabot del punto y banca y del mini punto y banca
Se introducen en el sabot 8 barajas en las mesas de punto y banca y 6 barajas en las mesas de mini punto y banca

El crupier que se encarga de introducir el mazo compuesto por las barajas en el sabot le pedirá a un jugador que corte el mazo. La maniobra de cortar el mazo se hace con una carta de corte de un color llamativo. Después de colocar el mazo tras el corte del jugador, el crupier colocara una carta bloqueo poco antes del final del mazo asegurándose de que quedan al menos siete cartas. Esta carta de bloqueo marca que se ha llegado al final de mazo. Una vez se termine dicha partida, el crupier (o crupieres en el caso de las mesas de punto y banca grandes) volverá a barajar, pedir que un jugador corte, e introducir un nuevo mazo compuesto por las barajas correspondientes marcando de nuevo el final con una carta bloqueo.

Cada vez que se introduce un nuevo mazo en el zapato, el crupier saca la primera carta y la muestra. Seguidamente, saca del zapato tantas cartas como el valor numérico (si es un diez o una figura, se tienen en cuenta su valor numérico dentro de la baraja no el valor de dichas cartas en el juego) de esa primera carta. Esta acción se conoce como quemar cartas.

En las mesas de punto y banca, es un jugador el encargado de extraer las cartas del sabot para hacer el reparto de cartas. En las mesas de mini punto y banca, el encargado de hacer el reparto es el crupier.

En una mesa de punto y banca hay espacio para 14 jugadores y es atendida por 3 crupieres. Uno de dichos crupieres es el encargado de gestionar el juego, dicho crupier le ofrecerá el reparto de cartas al jugador sentado en la posición número 1, dicho jugador podrá aceptar o no el ofrecimiento. En caso de aceptar, repartirá las cartas de la partida y continuará haciéndolo partida tras partida hasta que la mano ganadora de la partida sea la mano del “punto”, en ese caso, el sabot se le ofrece al siguiente jugador, que igualmente podrá aceptar o no. Si un jugador prefiere no encargarse del reparto de las cartas, simplemente se le hace el ofrecimiento al siguiente jugador, al de su derecha, ya que en las mesas de punto y banca las posiciones de los jugadores están situadas según el sentido contrario a las agujas del reloj.

Crupieres en una mesa de punto y banca
Una mesa de punto y banca es atendida por 3 crupieres y tiene espacio para 14 jugadores. El número 13 se salta.

En las mesas de mini punto y banca hay espacio para 7 jugadores y el juego es atendido por un único crupier. En estas mesas, el crupier es el que se encarga del reparto de las cartas. Hay otras mesas, las midi, para 9 jugadores, pueden ofrecer el reparto a los jugadores pero lo habitual es que igualmente se encargue el crupier.

Mesa de mini punto banca
La mesa de mini punto banca es atendida por 1 crupier y tiene espacio para 7 jugadores

Reparto inicial

En ambas modalidades, el reparto de las cartas se realiza boca abajo y según el siguiente orden:

  • Primera carta repartida: primera carta de la mano del punto.
  • Segunda carta repartida: primera carta de la mano de la banca.
  • Tercera carta repartida: segunda carta de la mano del punto.
  • Cuarta carta repartida: segunda carta de la mano de la banca.

Tras el reparto de estas cuatro cartas queda completado el reparto inicial de cartas de la partida.

En las mesas de mini punto banca ambas manos se reparten frente al crupier, a la derecha del crupier se coloca la mano de punto y a su izquierda la mano de la banca.

Reparto inicial en una mesa de mini punto y banca
Cartas del reparto inicial tras ser descubiertas en una mesa de mini punto y banca. La mano del punto suma 9 + 0 = 9. La mano de la banca suma 3 + 7 = 10 (se desprecian las decenas quedando la suma 0). Gana la partida la mano del punto con un natural. Ganan su apuesta los jugadores 2, 3, 4 y 5. Pierde su apuesta el jugador 1.

En las mesas de punto y banca, la primera carta que se reparte (la primera carta del punto) se le reparte al crupier, la segunda carta (la primera carta de la banca) el jugador que está repartiendo se reparte a si mismo, ya que representa a la banca, la tercera carta (la segunda carta del punto) se le reparte al crupier y la cuarta carta (la segunda de la banca) se la reparte a él mismo. Las cartas que se reparte el jugador a sí mismo (las cartas de la mano de la banca) las deberá colocar al lado del sabot o meterlas un poco por debajo de una esquina del sabot, para diferenciarlas.

Una vez estén las 4 cartas sobre la mesa, el crupier entregará las cartas del punto al jugador de la mesa que haya efectuado la apuesta de mayor valor por la mano del punto. Dicho jugador podrá ver el valor de las cartas, y dependiendo del jugador lo puede hacer con una maniobra rápida o lenta. Después de ver el valor, el crupier toma las cartas con ayuda de la paleta y las muestra en el centro de la mesa sobre la zona marcada con la palabra “Players”. Seguidamente, el jugador que representa a la banca examina las cartas de la mano de la banca y se las da al crupier boca abajo, quien las descubre y coloca en el área marcada con la palabra “Bankers”. El crupier anuncia el valor de ambas manos y hace el reparto de la tercera carta si procede. Si ningún jugador ha apostado por el punto, el crupier se queda la mano del punto y será quien descubra dichas cartas.

Reparto inicial en una mesa de punto y banca por el jugador sentado en la posición 1
Reparto inicial de cartas en una mesa de punto y banca por el jugador sentado en la posición 1. La mano del punto la ve primero el jugador con la mayor apuesta al punto, que en este ejemplo se trata del jugador 8.

Reparto de la tercera carta

Según la puntuación de la mano del punto y de la banca, se procederá o no a repartir una tercera carta. El reparto de la tercera carta se rige exclusivamente por las reglas del juego, no hay ninguna decisión que tomar al respecto.

El reparto de la tercera carta se hace según las siguientes reglas:

  • Si la mano del punto y/o de la banca es 8 o 9 con las dos cartas iniciales, la partida termina. No se reparte ninguna carta más.
  • Si ninguna de las manos suma 8 o 9, se mira el valor de la mano del jugador y se puede repartir o no una tercera carta al jugador y/o a la banca según la siguiente tabla.
La mano del punto con dos cartas suma Al punto A la banca
0,1,2,3,4,5 Se reparte tercera carta Se le reparte carta a la banca dependiendo del valor de la tercera carta del punto y de las dos cartas iniciales de la banca, según la siguiente tabla.
Mano de la banca con dos cartas suma Se reparte tercera carta a la banca si la tercera carta del jugador es No se reparte tercera carta a la banca si la tercera carta del jugador es
0,1,2 Cualquier carta -
3 1,2,3,4,5,6,7,9,0 8
4 2,3,4,5,6,7 1,8,9,0
5 4,5,6,7 1,2,3,8,9,0
6 6,7 1,2,3,4,5,8,9,0
7 Nunca -
8,9 Nunca -
6,7 No se reparte tercera carta Se le reparte carta a la banca dependiendo de la suma de las dos cartas iniciales de la banca, según la siguiente tabla.
Mano de la banca con dos cartas suma A la banca
0,1,2,3,4,5 Se reparte carta
6,7,8,9 No se reparte carta
8,9 No se reparte tercera carta No se reparte tercera carta

La tabla que regula el reparto de la tercera carta puede parecer compleja. Sin embargo, no es necesario conocer las reglas del reparto de la tercera carta para jugar, ya que el crupier irá anunciando cuando procede el reparto de la tercera carta en cada caso. Además, en las mesas de punto y banca, cuando es un jugador el encargado del reparto, el crupier irá anunciando cuando se deben repartir las cartas y el jugador solo podrá hacerlo tras el anuncio.

Los jugadores que conocen cuando se hace el reparto de la tercera carta, tras conocer las dos cartas iniciales de ambas manos, suelen vivir con más intriga el momento del reparto de la tercera carta o “piden” que salga una determinada carta que haga ganadora su apuesta, pero el desenlace de la apuesta vendrá dado en todo caso por la disposición de las cartas dentro del sabot, puro azar.

Apuestas

En el juego de punto y banca hay 3 apuestas disponibles:

  • Apostar a que la mano ganadora será la del punto. Pago 1 a 1.
  • Apostar a que la mano ganadora será la de la banca. Pago 1 a 1, deduciendo un 5% de lo ganado a favor del casino.
  • Apostar a que habrá un empate. Pago 8 a 1.
Apuestas sobre una mesa de punto banca
Varias apuestas sobre el tapete de una mesa de punto y banca

Un jugador no podrá apostar en la misma partida a que la mano ganadora será el punto y a que la mano ganadora será la banca. Si se puede combinar la apuesta de empate con cualquiera de las dos otras apuestas. En las mesas de punto y banca se usan fichas de valor (fichas que tienen impreso su valor equivalente en dinero).

El valor de las apuestas a la mano ganadora debe cumplir los límites, mínimo y máximo, de la mesa. El valor máximo de la apuesta al empate es el 10% del máximo de la mesa.

En los casinos, los límites mínimos de las mesas de punto y banca suelen ser de un importe bastante mayor a los límites mínimos de las mesas de otros juegos, como blackjack o ruleta. En los casinos online suele haber más variedad en los límites de las mesas, pudiéndonos encontrar desde límites pequeños hasta límites muy grandes.

En las mesas de punto y banca, donde el jugador reparte las cartas, aunque dicho jugador represente a la banca, puede apostar a lo que considere: por la mano del punto, la banca y/o el empate.

Seguimiento de las últimas manos ganadoras

En las mesas de punto y banca es habitual ver diferentes rituales. Uno de ellos es apuntar en un papel las manos ganadoras a medida que van terminando las partidas, en busca de patrones. Desde el punto de vista probabilístico, cada partida de punto y banca es independiente a las anteriores, es decir, los resultados de las partidas anteriores no condicionan el resultado de la siguiente partida. Dicho esto, rellenar la tabla de resultados es uno de los rituales más observados en las mesas de punto y banca, y en especial, en las mesas de los casinos de Macao.

Hacer el seguimiento de los resultados de las partidas del punto y banca es una práctica permitida por los casinos, incluso, son los casinos los que proporcionan las hojas de resultados para hacerlo. En la actualidad, tanto en los casinos físicos como en los casinos online, hay un panel que muestra los resultados de las partidas anteriores, pero aun así es habitual ver a jugadores haciendo el seguimiento en papel.

Tanto los jugadores que hacen el seguimiento en papel, como el panel de la mesa de punto y banca que muestra el resultado de las partidas, recogen la información de las partidas que se juegan con las cartas que se extraen de un mismo mazo del sabot. Es decir, una vez se acaba el mazo del sabot y el crupier barajea e introduce un nuevo mazo, se reinicia el seguimiento, los jugadores usarán una nueva hoja de resultados y el panel de la mesa se vacía.

Tabla para anotar los resultados de las partidas de punto y banca
Tabla de resultados de partidas de punto y banca parcialmente rellena. El circulo azul representa que ganó la mano del punto, el circulo rojo significa que ganó la banca, y la raya verde que hubo empate.
Publicidad | +18 | Juega con responsabilidad

Casinos recomendados para jugar online

LeoVegas

Gran ruleta en vivo

9.8/10

Muy buena reputación

bet365 Casino

Ruleta, Blackjack y Slots

9.8/10

Muy buena reputación

Paf Casino

Slots, Apuestas y Casino

9.7/10

Muy buena reputación

Más sobre punto y banca

Mesa de punto y banca dragon bonus

Punto y banca Dragon Bonus

Distintas variantes del punto y banca añaden apuestas adicionales. Una de las más populares se llama Dragon Bonus. Además de las apuestas principales, punto, banca y empate, se puede hacer la apuesta que da nombre al juego, “Dragon Bonus”.

Cómo jugar al punto y banca

Cómo jugar al punto y banca

Las mesas de punto y banca presentes en los casinos junto al resto de mesas son de mini punto y banca (7 jugadores) o midi punto y banca (9 jugadores). Estas mesas son, como su nombre indica, una versión “mini” o “midi” del juego.

Fichas de punto y banca de un casino asiático

Origen del juego punto y banca

El punto y banca, también conocido como baccarat, tiene su origen en Italia en el siglo XV. En el siglo XX los grandes casinos de Nevada (Estados Unidos) y Europa acogieron este juego. Actualmente es en Asia donde cuenta con mayor popularidad.